Daniel Bryn

Daniel Bryn

6 consejos para tomar mejores decisiones al invertir

"Toda maratón empieza con un paso" me decía mi entrenador cuando empece a correr. Se puede aplicar a muchos ámbitos, inclusive las inversiones, vas a tener un primer día en donde aprendes paso a paso como tomar decisiones hasta que ya te convertís en un especialista

Tabla de contenidos

Lo lees en: 4 minutos

“Toda maratón empieza con un paso” me decía mi entrenador cuando empece a correr. Se puede aplicar a muchos ámbitos, inclusive las inversiones, vas a tener un primer día en donde aprendes paso a paso como tomar decisiones hasta que ya te convertís en un especialista, te sentís cómodo, no te falta el “aire”

Hoy te quiero acompañar a dar esos primeros pasos, como en aquel entrenamiento, quiero que después de estas líneas, seas ya un poco mas profesional para tomar tus decisiones y que te sueltes de a poco y te sientas más cómodo, que lo disfrutes.

Como en el running cuando invertís podes elegir el camino que vas a tomar, si vas despacio o más rápido, el límite sos vos.

Pero dejemonos de frases elegantes y aspiracionales, vamos a transpirar la camiseta, empezamos con los consejos:

1. ¿Cuál es tu perfil como inversor? ¿Sos cauteloso, especulador o un especialista?

Dicen que para invertir se necesitan cuatro cosas; el capital, la cabeza fría, la valentía para correr riesgos e información, la mejor información posible.

También dicen que hay tres tipos de inversores: el “cauteloso”, un paciente ahorrista, que se basa en el tiempo y las tasas de interés para obtener utilidades; el “especulador”, que utiliza los rumores o intuiciones para ganar o perder dinero rápidamente; y en medio de estos dos, el “especialista”, que es el que conoce su campo de inversión suficientemente bien, se informa constantemente, logrando así multiplicar su dinero ni muy rápido ni muy lento, pero de manera segura.

Cada uno de nosotros, como inversores, asumimos el rol de inversor que más cómodos nos haga sentir, es bueno que vos te identifiques con el perfil de inversor que deseas ser y conozcas cuales son los riesgos que sí los queres correr.

Un sano consejo: no asumas más riesgos que los que estés preparado a correr. Porque la podes pasar mal. Si no estás para una maratón, no te anotes, vas a sufrir.

2. Paciencia, los tiempos para obtener resultados en el mercado inmobiliario no son inmediatos.

Nunca olvides que la inversión inmobiliaria toma tiempo. Se trata de una inversión de largo plazo, que generalmente no empieza a dar resultados antes de los 12 meses o más aún.

Pero finalmente el que sabe esperar recibe sus resultados. En el mercado inmobiliario la paciencia genera ganancias, no solo ser paciente es importante sino que su capacidad financiera debe tolerar estos plazos, invertir en un proyecto inmobiliario y pensar que en seis meses tendremos resultados y podremos recuperar ya el 100% del capital, es incorrecto.

Esto no es un sprint de 100 mts, estás corriendo una carrera larga, paciencia, templanza, confiá en tus decisiones, todo paso a paso.

Vas a tener etapas de negación, euforia, shock, frustración, lo mismo nos pasa cuando corremos, porque la línea de llegada no esta ahí no mas, no la ves fácil y no llega mas, te “pesan” un poco las piernas, o tus decisiones, paciencia.

El cerebro es un músculo también y hay que entrenarlo, con aguante, vamos!

3. Eligí bien la ubicación de su inversión.

Es importante saber escoger bien la ubicación donde se encuentra el inmueble donde planeas invertir.

Informarse sobre las tendencias urbanísticas a mediano y largo plazo de esa ubicación resulta de vital importancia para la rentabilidad de su inversión.

Podes evaluar si el departamento se construye en una zona en pleno desarrollo o si en un futuro no muy lejano se construirá un centro comercial en los alrededores o arribarán nuevos medios de transporte. Estos elementos revalorizan la zona y por ende, el valor del metro cuadrado de tu futuro inmueble.

4. La etapa del proyecto

Otra de las consideraciones importantes es escoger la etapa de construcción que más convenga a sus expectativas.

La diferencia en el valor del inmueble entre comprarlo en pozo o ya terminado puede ser muy grande. Sin embargo, comprarlo en pozo implica más riesgos, pues el proyecto aún no se encuentra construido y puede encontrar obstáculos en su proceso de construcción.

Todo depende de tu capacidad para visualizar las condiciones del inmueble en cinco, diez o quince años y tu capacidad financiera para esperar estos plazos.

Para esto te recomendamos que conozcas bien los proyectos y sobre todo antes de invertir analices si los constructores y desarrolladores son reconocidos y te inspiran la suficiente confianza para depositarles tu dinero.

5. Pensá en el uso de tu inversión inmobiliaria

En los bienes inmuebles se suele ganar por dos lados: por un lado está la revalorización del inmueble con el tiempo y por el otro, los ingresos por alquileres anuales.

En el caso de comprar una propiedad, reflexiona para qué vas a usarla: para revenderla, para vivir ahí o para alquilarla. Recordá, por ejemplo, que comprar una casa para vivir en ella no representa en sí una inversión en todo el sentido de la palabra. Si bien con el tiempo podrás obtener una ganancia en la revalorización de la misma, esto no te generará genera ingresos adicionales.

Si por el contrario decidís alquilarla, al obtener una renta periódica podríamos decir que estamos realmente frente a una inversión en todo el sentido de la palabra.

6. Tipos de inmuebles

Existen varias opciones de propiedades. Culturalmente cuando pensamos en propiedades automáticamente pensamos en viviendas, pero también existen inmuebles de tipo comercial e industrial.

Estos distintos tipos de propiedades tienen diferentes características y usuarios. La inversión en inmuebles de uso comercial es una opción muy inteligente, ya que quien ocupa el inmueble lo hace para generar ganancias, en este caso es de vital importancia su ubicación.

Si te animas, también podes en inmuebles industriales y depósitos, que aunque requieren de un mayor capital -por ello son poco habituales-, tienen un retorno más alto y más rápido.

En conclusión las inversiones inmobiliarias suelen estar entre las alternativas más sólidas que comúnmente tenemos para invertir, esto no significa que no existan ciertos riesgos ni que todas las inversiones sean exitosas. Es bueno invertir en ladrillos, pero hay que hacerlo bien.

La mejor herramienta para invertir es la información: mantenete informado sobre las características, las condiciones y las oportunidades de las distintas alternativas en el mercado inmobiliario para tomar mejores decisiones.

¿Tenés alguna sugerencia para hacernos? ¿Te puedo ayudar con tu próxima inversión? Dejame un comentario debajo, escribíme a daniel@bryn.com.ar o completá el formulario de contacto aquí., desde Bryn Real Estate también te podemos ayudar por cualquier duda que tengas.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

¿Te interesa conocer todos los datos del mercado inmobiliario de Buenos Aires?

Suscribite al Envío Mensual

Forma parte de las 2.300 personas que reciben todos los días 15 de cada mes la mejor información del mercado.