5 consejos de inversión inmobiliaria
Daniel Bryn

Daniel Bryn

5 consejos de inversión inmobiliaria que son obvios pero nadie cumple

Te voy a comentar cuáles son los consejos que siempre les doy a inversores, pero ellos luego, en muchos casos no terminan cumpliendo.

Tabla de contenidos

Lo lees en: 6 minutos

Te voy a comentar cuáles son los consejos que siempre les doy a inversores, a los que recién arrancan, a los amigos con los cuales me junto a comer un asado o tomar un café y me dicen “Dani, tengo unos mangos, cobre un premio del trabajo, ligue unos U$S de una herencia, como arranco?”, pero ellos luego, en muchos casos no terminan cumpliendo.

“Me mande con una inversión súper atractiva en Paraguay en un condo hotel, transferí los U$S y llegan los papeles en una semana, tenía que cerrarlo ya, en 2 días se vendía todo me dijeron y me quedaba afuera, rinde 20% en U$S fijo por 10 años, ¿me ayudas a leer los papeles que tengo que firmar?” (¿?)

¿Cuáles son los consejos de inversión inmobiliaria que repito y repito, todos afirman con sus cabezas y me dicen “si, es cierto Dani, tenés razón” y luego terminan no haciendo caso? Está claro que repasar estos conceptos te van a permitir ganar más en el mundo inmobiliario.

¿Por qué pasa esto?

La emoción humana siempre entra en juego -después de todo, las emociones nunca han sido las mejores consejeras al momento de tomar decisiones-.

Ninguno de nosotros es inmune a pasar por estos errores, como una forma de combatir esto, vamos a repasar los consejos que tenés que grabarte a fuego para hacer las cosas bien.

Consejo N° 1: No te aferres a comprar cualquier propiedad o cualquier inversión que te ofrezcan.

Mucha gente tiene la idea que si solo compran una propiedad o invertir en cualquier proyecto, CUALQUIER proyecto, de alguna manera van a ganar dinero. Piensan que en este negocio no se pierde plata.

No se molestan en hacer un análisis del mercado ni en hacer sus propios números.

Como con cualquier cosa en la vida, necesitas saber exactamente lo que estás buscando y una vez que encuentres algunas alternativas tenés que analizarlas a fondo.

Tus decisiones tienen que ser racionales y no centradas en tu humor o tus emociones.

“El departamento es lindo, mira que buena vista, con esto gano plata”. No, vas a perder o a lo sumo lo tuyo es más una apuesta intuitiva que una inversión inteligente.

No te engañes, el inversor más experimentado tampoco invierte “con su olfato”, todos hacemos los números.

Consejo N° 2: No pagues por cosas que no agregan valor.

No me malinterpretes: hay muchas ocasiones en las que vale la pena pagar por mejoras realizadas en una propiedad en la que vas a invertir.

Esto te puede permitir que tu propiedad este operativa e inclusive generarte mayores ingresos luego de realizada.

Pero hay muchas “tentaciones” para que inviertas tu dinero en mejoras por las que luego nadie va a pagar más, no te va a generar más dinero, si la alquilas, nadie va a pagar más por esa pérgola de herrería italiana en el medio del patio, si la vendes luego, ese metro no va a contar como más metros de construcción, olvidate, no tires la plata.

Ahora poniéndonos el gorro de comprador, mira muy bien que todo aquello que “realmente resalte” de la propiedad que compres lo valga, si te quieren vender un monoambiente interno pero con el baño revestido en mármol importado, bárbaro, es de muy buen gusto, pero no lo pagues, es un monoambiente interno con poca luz, quien se mude allí no lo va a valorar.

No lo discutas tampoco, elegí tus batallas sabiamente, si el vendedor no lo entiende y quiere que le pagues el mármol como si su departamento fuera un castillo inglés seguí a la próxima propiedad que vas a visitar, invertí tu dinero en las cosas que realmente vale cada dólar que invertís.

Ahora te doy una vuelta de rosca al tema, busca características que no hayan sido valoradas al momento de tasar y que le agregan más valor del que le dieron al momento de ponerle precio. Muchas veces no se dan cuenta que tirando una pared abajo muy pequeña ampliar tremendamente el living y le agregas mucha más luz. Afila el ojo!.

Consejo N° 3: No compres propiedades que cuesten más de lo que deban ganan.

Creo que suena obvio, pero tenés que saber qué rentabilidad te va a dar la propiedad que compres, no pagues por una propiedad que no te “pague” lo que buscás.

La gente habitualmente rompe esta regla, ¿porqué?

  • No están prestando atención a los datos que importan.
  • No están utilizando los datos correctos o de fuentes confiables, o vieron “renta 20% fija en U$S” y compraron con eso y punto.
  • No tienen idea de cómo evaluar una inversión en una propiedad
  • Se enamoran y como ellos pagarían U$S X, pensás que todos lo van a pagar como vos

Seamos realistas: para que una propiedad sea una “inversión” real, necesita generar ganancias.

Y, ¿cuál es la rentabilidad que debería generarte ese inmueble en el cuál querés invertir?

¿No lo tenés claro? Empezá a estudiar sobre las inversiones que pensás hacer, en este blog te vamos a dar de a poquito herramientas para ayudarte a decidir.

Ojo, si haces mal las cosas no solo puede que no obtengas la que esperabas sino que termines poniendo más plata de tu bolsillo.

Consejo N° 4: No te dejes llevar por la manada.

Ser parte del mercado inmobiliario como inversor o como una persona que quiere comprar o vender una propiedad para su uso es uno de esos juegos en los que es sorprendentemente fácil quedar atrapado en la “mentalidad de rebaño” de quienes participan.

Los precios de los inmuebles muchas veces suben y bajan según las opiniones de las personas, y la gran mayoría de las personas toman sus decisiones más importantes con emoción, no con lógica.

Una persona que tome decisiones de inversión inteligentes necesita tener suficiente discernimiento para comprender cuándo un negocio que está haciendo es realmente bueno.

Tendría que poder aislarse e ignorar lo que dice la inmobiliaria, lo que dice el vendedor y lo que dice la “opinión pública” y el “relato” de turno, todos tienen sus incentivos.

En el fondo la decisión buena y mala va a ser de él y vas a disfrutar de las ganancias o lamentar las pérdidas por tu propia decisión. No quiero que llegues al punto de decirle a tu mujer que invertiste en tal o cual cosa “porque me lo dijo el de la inmobiliaria”.

No te paso alguna vez leer o escuchar en algún asado “es momento de invertir en Miami, en Detroit, en España, en Panama, en Paraguay, hay que comprar un usado, hay que invertir en pozo, en un condo hotel, en un parque acuático en Miami, en un hostel, hay que vender los inmuebles, van a subir los precios, van a bajar los precios”.

¿Qué tan reales son estas afirmaciones? ¿Qué información realmente tienen los que las pronuncian para saber si es cierto?

Si la hizo un vendedor, muchas veces pienso que está tratando de venderme algo.

Es su trabajo, lo respecto, pero vos tenés que tomar tu propia decisión. Asesorate con alguien de confianza pero arma tu propio juicio, es más hace un role play con tu mujer y que ella te “mate” a preguntas, va a ser muy productivo y te va a ayudar a madurar la decisión.

Consejo N° 5: No dudes en pagar por el consejo adecuado.

Escuche muchas veces que no hay nada mejor que hacer las cosas por sí mismo. En parte es cierto, pero si no tenés conocimiento un error en este negocio cuesta caro.

Si queres pintar la pared de tu casa en medio de la pandemia, bárbaro, no sos pintor y si sale mal se arregla con un tacho de pintura. Acá estamos hablando de negocios y de MUCHA plata.

¿Dejarías de revisar un contrato por un abogado, una escritura por tu escribana de confianza, un dolorcito en el pecho por un cardiólogo?.

Conozco muchas personas que reniegan de gastar en revisar un contrato o ver las implicancias impositivas de una decisión que van a tomar o solamente se basan en lo que dice un brochure, generalmente dice “beneficios, no paga, cero riesgo”, y claro, te están vendiendo amigo!

Y no es porque no puedan pagar la ayuda. Es porque tienen esta idea de “Si no lo hago yo mismo, no va salir bien, no confío en otros y hasta me ahorro un 2%/3%, buenísimo!”.

Tómate unos minutos para precisar las cosas en el negocio en el cuál trabajas que necesitan la ayuda de un profesional. ¿Alguna vez se te ocurrió hacer algo impositivo sin un asesoramiento. Firmar el primer contrato que se te cruza sin un consejo?

Si lo hiciste, ¿cómo te fue?

OJO, no tenes que asesorarte en TODO, hay cosas que tranquilamente podés hacer, pero como siempre digo, tenés que elegir tus batallas, si no sos especialista en temas inmobiliarios, al menos al principio hasta que conozcas el “juego” paga por asesoramiento, te va a hacer muy bien y vas a aprender, con el tiempo te vas a sentir más cómodo y vas a poder tomar las decisiones solo y vas a saber claramente porqué tomas esa decisión, con fundamentos.

¿Tenés algún consejo de inversión inmobiliaria que debería ser obvio y tus clientes, tus amigos o vos reconoces que nunca cumplís? Dejame un comentario y lo agrego, escribime a daniel@bryn.com.ar o completa el formulario de contacto aquí., si te interesa que te ayude con alguna decisión podés contar conmigo en Bryn Real Estate

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

¿Te interesa conocer todos los datos del mercado inmobiliario de Buenos Aires?

Suscribite al Envío Mensual

Forma parte de las 2.300 personas que reciben todos los días 15 de cada mes la mejor información del mercado.