¿Vas a vender? 5 mitos en los que tenes que dejar de creer de inmediato

por danielbryn
0 comentario
Lo lees en: 5 minutos

Por algún motivo los propietarios de la casa de la foto, no pudieron vender y hoy ya nadie vive allí.

En tu caso ya estás listo para vender, tomaste la decisión y deseas que sea un proceso tranquilo y súper satisfactorio, por supuesto no querrías estar en el lugar de los propietarios de esa casa.

Tengo una mala noticia: vender tu casa, comprar una, mudarte, casarte, divorciarte, cambiar de trabajo son las situaciones más estresantes de la vida de acuerdo a lo definido por muchos informes de psicólogos. Si vas a arrancar con el proceso, sería bueno que arranques con el pie derecho.

En este artículo te comento los mitos más conocidos -son consejos a los cuales se le dan más valor del que tienen en realidad- en los que suelen creer los vendedores de propiedades.

Mito No. 1: Puedo hacer todo solo.

“Nooo, esto de los inmobiliarios no me sirve, me gusta trabajar solo, no confío en nadie y me sale caro”

Estamos de acuerdo, todos tratamos de insumir el menor gasto posible al hacer una transacción inmobiliaria. Dentro de ellos están las comisiones del agente inmobiliario.

Pero ellos se ocupan de mucho más que poner un cartel y colocar un anuncio en un buscador, o al menos la mayoría de ellos.

Si tratas de vender tu inmueble por tu cuenta, tendrás que hacerte responsable de lidiar con todas las situaciones de la venta. Desde determinar un valor correcto para la publicación, estar disponible 24 x 7 para atender a todos los interesados y tener la habilidad de descartar a aquellos que solo te van a hacer perder el tiempo, coordinar con ellos las visitas, estar allí en cada una de ellas, eventualmente negociar con ellos y tratar de llegar a obtener una buena oferta. Si todo va bien, asentar la reserva en papeles y avanzar en el paso a paso hasta la firma.

La venta se trata de establecer una relación sana con cada interesado, construir confianza y facilitar el paso a paso con comunicación constante para mantener vivo el acuerdo y concretarlo.

¿Realmente estas dispuesto y te sentís a la altura de realizar toda esta tarea?

Mito No. 2: Nadie sabe mejor que yo cuánto vale realmente vale mi casa

“¿Cómo alguien me va a decir cuánto vale mi casa? ¿Quién conoce y puede valorar mi casa mejor que yo?”

Después de todo, la compraste, viviste allí, hiciste remodelaciones, disfrutaste los beneficios y conviviste con algun defecto seguramete.

Los vendedores no siempre son los mejores “jueces” para valorar un inmueble, es algo muy personal poner tu casa a la venta y si bien la conoces como la palma de tu mano, no tenes el suficiente conocimiento del mercado para ubicar la misma entre el resto de los inmuebles en venta y así determinar un valor comparable.

De hecho, las ventas que realizan los propietarios directamente suelen ser demasiado caras debido al factor emocional que cargan, y esto puede dificultar la atracción de los compradores.

Un profesional inmobiliario va a conocer bien las operaciones que se están concretando en el barrio y sabrán valorar tu casa en comparación del resto en venta en este momento.

Mito No. 3: Me parece lo mejor vender mi casa así como esta.

“Si yo puedo vivir aca, así como esta, ¿Por qué tendría que hacer algún cambio?”

Podés pensar que tu casa está en buen estado o al menos lo suficientemente bien como para vender, pero probablemente estés pasando por alto algunos cambios necesarios que podrían aumentar su valor o evitar que el interesado “pelee” una baja importante.

¿Cuáles son algunas de las mejoras en el hogar que permitirían evitar esto? Revisa y que se encuentren impecables las pareces, los pisos, las puertas, cocina y baño.

Hay varios artículos en nuestro blog que te permiten conocer más sobre este punto e inclusive tenemos una guía que puede ayudarte en el paso a paso.

Mito No. 4: Si tengo que mejorar el estado de la casa, va a ser una gran obra e invertir mucho dinero.

“Si quiero mejorar esta casa, tendría que tirar abajo cocina y baño y no estoy para pasar por ese stress ni tengo el dinero para afrontarlo”

No es así, tal vez necesites “refrescar” los ambientes, en lugar de hacer una cocina o un baño totalmente nuevo.

Cambiar artefactos del baño o las puertas de las alacenas de la cocina, es algo que no insume mucho dinero, ni un dolor de cabeza de una obra y mejora muchísimo la imagen de tu propiedad.

Apunta a hacer algo simple, bueno, bonito y razonable en precio, retirar los objetos personales en las vistas, una manito de pintura, ayudan muchísimo.

El hecho de pensar que tu casa solo va a mejorar con cambios drásticos y gastando mucho dinero y tiempo, quizás te lleven a pensar “mejor lo dejo todo así”.

Tomate el tiempo de visualizar tu casa como un nuevo comprador o pedile a algún amigo que haga una visita con el “sombrero” de interesado para que te sugiera los cambios más básicos que deberían hacerle para que tu casa sea más atractiva.

Por otro lado, cuando decidís hacer grandes cambios, podrías también estar perdiendo dinero, ya que tu gusto no necesariamente sea el mismo del futuro comprador y al verlo totalmente renovado, no van a encarar ellos una mejora.

Tenes que encontrar el punto medio entre tiempo / dinero y beneficios que obtenes para la venta.

Mito No. 5: Hoy todo pasar por internet, confío plenamente en las tasaciones que puedo sacar de un buscador de propiedades.

“Me baje una app de un buscador que tiene un botón que te da un valor de la casa, listo! ¿me vas a decir que el chico de la inmobiliaria sabe más que esta página que tiene 80.000 publicaciones?”

Aunque las estimaciones de valor de un inmueble en línea como las que te brindan algunos buscadores de propiedades son un buen punto de partida, no sustituyen la experiencia de un profesional inmobiliario.

En la tasación hay todo tipo de variables en juego, que no son contemplados por ningún buscador en línea para tomar las tasaciones, estos tienen mucha, mucha información sobre el mercado, sobre los valores de publicación, no de venta reales, de cierre.

Hay todo tipo de variables no se puede hacer un cálculo “estandarizado” y no conocen tu propiedad, sus pro y contras, iluminación, antigüedad, estado, piso, orientación, nada de todo esto.

¿Realmente confiarías en él para ponerle el precio a tu propiedad?

Quizás con el tiempo obtengamos herramientas más y más modernas, usando inteligencia artificial, etc, pero hoy nada puede reemplazar a un profesional capacitado en el rubro.

La mayoría de los profesionales inmobiliarios hoy elaboran un estudio de mercado comparativo bien fundado, en ventas reales, estado real de las propiedades y como beneficio tenes también que te podes sentar con él a tomar un café y discutir cada punto, el “termómetro del mercado” y para donde van las tendencias de venta, cosas que no podes hacer con un buscador online.

¿Conocés algun mito más que tendríamos que agregar a esta nota? Comentalo debajo y lo agregamos.

¿Te puedo ayudar con la venta de tu propiedad? Escribime a daniel@bryn.com.ar

Otros artículos

Dejar un comentario