3 razones por las cuales ser el último es mejor

por danielbryn
0 comentario
Lo lees en: 3 minutos

Albert Einstein dijo la famosa frase, “Nunca terminas hasta que dejas de intentarlo”. A todo el mundo le gusta ser el primero en todo, pero a menudo es mejor ser el último. He aquí por qué:

A continuación se presentan algunos ejemplos de porqué vale la pena que seas el último en el sector inmobiliario:

1. Tenes que ser el último en renunciar:

Estuve acompañando un tiempo a Fer, un amigo tratando de encontrar “el” departamento. Es normal que aquellos que trabajamos de esto le hagamos el favor a una docena de amigos. Yo quiero esta al lado tuyo cuando vayas a ver un departamento, te quiero acompañar, quiero ayudarte a encontrar el que más te convenga.

Fer encontró el departamento perdido en grupos de Facebook. Eramos la quinta visita que lograba el propietario. El departamento estaba vacio y el dueño había estado tratando de venderlo, sin éxito, durante 6 meses sin la ayuda de ningún comercializador publicando en todos los grupos y avisos gratis que te proveen los buscadores para dueño directo.

El departamento estaba muy limpio y en muy buen estado, pero el vendedor no lo había publicado bien ni tendía mucho tiempo disponible para atender a los interesados, por otro lado el mercado no ayudaba mucha propiedad publicada y poco y nada se vendía.

A Fer le gusto, lo fuimos a ver con su novia y era el lugar ideal para encarar el proyecto de “familia”. Llego el momento de reunirnos con el propietario, fue largo, hablamos durante más de 2 horas. Hablamos de amigos, familia, vacaciones, aficiones, trabajo, negocios, la propiedad, y más.

Terminando la reunión, ya en confianza, le hicimos una oferta por un precio razonable desde mi punto de vista, pero un 35% por debajo del valor que pretendía el dueño.

El propietario dijo que no estaba interesado en esta oferta actualmente pero que lo llamara en un par de semanas. Fue lo que hicimos. En el transcurso de 90 días, seguimos en contacto con el vendedor haciendo diferentes ofertas cada vez que hablamos.

Conforme pasaba el tiempo el vendedor se dio cuenta de que nuestras ofertas eran las únicas que seguían en pié, había recibido algunas más que se habían caído a medida que pasaba el tiempo, todos se enamoraban del departamento pero nadie aparecía con los días a hacer una reserva.

Era habitual cada vez que nos turnábamos a hablar con él, me contaba de lo que estaba “sufriendo” con las personas que venían y nadie le había una oferta “estoy perdiendo tiempo, tengo un montón de trabajo, estoy planeando un viaje y no me puedo ir”.

Terminamos de cerrar 4 meses más tarde con una opción de compra por un valor 25% por debajo del precio que pretendía.

Paciencia, en este negocio el que se apura pierde.

Con persistencia y determinación tuve la oportunidad de hacerme con el control de esta propiedad. Nuestro secreto fue ser los últimos en renunciar a esta propiedad.

Para que registres, según una encuesta del mercado:

– 2% de las ventas se realizan en el primer contacto
– 10% de las ventas se realizan en el cuarto contacto
– 78% de las ventas se realizan en el quinto al duodécimo contacto

3 razones por las cuales ser el último es mejor 1

2. Tenes que ser el último en perder la fe:

Durante el principio de mi carrera como inversor en el mercado financiero cometí muchos errores que me hicieron perder algo de dinero, mucho tiempo y deje en el camino muchas oportunidades. Fue una escuela.

Vas a escuchar siempre “vas a perder todo con eso, no vale la pena, son todas estafas, nadie gana nada” y MIL frases desmotivadoras totales. Hay que ponerle onda, ser fuerte, ponerte un caparazón y aguantar lo que viene. En definitiva sos vos el que está jugando el partido, en la tribuna somos todo técnicos.

Tenes que ser tu admirador N° 1. Si a alguien más le fue tan bien como vos esperas, no hay motivos para que se te dé a vos!

Tenes que ser el último en renunciar a vos mismo cada día.

3. Tenes que ser el último en salir:

Algunos de los consejos más fuertes y más valiosos, los obtuve de los contactos que he hecho en seminarios y reuniones del mercado inmobiliario.

Si bien no soy normalmente una persona que adore quedarse hasta tarde charlando con desconocidos, hago una excepción para estas reuniones. Hoy muchos son amigos y terminamos tomando unas cervezas cada vez que nos vemos.

En conclusión, siempre habrá personas que son más inteligentes, más talentosas, mejor conectadas y “mejor financiadas” que vos, sin embargo, no siempre ganan, aprende de ellas y conectate.

¿Te puedo ayudar con tu próxima inversión? Dejame un comentario debajo, escribíme a daniel@bryn.com.ar o completá el formulario de contacto aquí., desde Bryn Real Estate también te podemos ayudar por cualquier duda que tengas.

Otros artículos

Dejar un comentario

WhatsApp chat