5 razones por las cuáles tenés que cambiar de profesional inmobiliario

por danielbryn
0 comentario
Lo lees en: 3 minutos

Comprar o vender un inmueble es una tarea que demanda mucha energía y conocimiento que se hace más fácil con la guía de un profesional inmobiliario. Sin embargo, si no realiza bien su trabajo, te pueda jugar en contra al momento de vender o comprar.

Te comento aquí algunas de las razones por las cuales deberías empezar a meditar si seguís o es momento de cambiarlo.

FALTA DE PROFESIONALISMO

La tarea de tu profesional inmobiliario es ayudarte a comprar y vender tu inmueble llegando a un buen puerto.

No es necesariamente su culpa si la propiedad no se vende o si vos como propietario no podés encontrar un inmueble que te termine conformando.

Sin embargo tenés que esperar de él que te mantenga informado a intervalos regulares de tiempo sobre como sigue tu operación, si llega tarde a las citas, no responde los llamados o los WA que le envíes, ves que no tiene los documentos adecuados para cualquier operación que estas analizando, no cumple los plazos, cambia el monto de sus honorarios con frecuencia o se va de vacaciones sin informarte podemos decir que su comportamiento es poco responsable y hasta en algún caso poco ético.

Deshacete de él lo antes posible, no está jugando para tu equipo!

RAZONES PARA CAMBIAR TU PROFESIONAL INMOBILIARIO

5 RAZONES PARA CAMBIAR TU PROFESIONAL INMOBILIARIO.

LOS RECURSOS QUE USA SON LIMITADOS

Tu profesional inmobiliario tiene como rol principal comercializar tu propiedad, de todas las formas que sean posibles para encontrar al interesado que la compre.

En la actualidad hay múltiples recursos para su publicación y colocar un cartel en el balcón y un cartelito chiquito en la vidriera de su inmobiliaria definitivamente NO ALCANZA.

Más aún, tiene que recurrir a todos los recursos que hoy internet habilita para acercar tu propiedad al comprador. Publicar en múltiples portales y con la mejor calidad de aviso posible, utilizar fotos atractivas, videos, recorridos virtuales, una descripción muy convincente, compartir la propiedad con colegas, en su base de datos y en portales de sus colegas inmobiliarios.

Si él no hace estas cosas, nuevamente, te aconsejaría que cambies de profesional, no está haciendo la inversión necesaria para que tu propiedad llegue a la mayor cantidad de personas.

FALTA DE COMUNICACIÓN

Como comprador o vendedor, querrás que tu inmobiliario te mantenga actualizado sobre todo lo relacionado con la operación, si luego de alguna visita o una reunión en la cual quedaron en resolver algunos puntos no recibís ningún llamado ni feedback es una señal de preocupación.

Es su responsabilidad mantenerte informado, lo contrataste para que trabaje para vos, no al revés. Ninguna comunicación significa incompetencia y falta de interés en tu proyecto de compra o venta de un inmueble.

DEMASIADO AGRESIVO

Si tu inmobiliario está tratando de apurarte para que cierres un trato con el cuál no te sentís cómodo, no está teniendo el suficiente tacto como para seguir la charla con vos, conversá con él cuáles son los puntos que no te cierran y que te ayude a clarificarlos, si no logras que te ayude, no sigas trabajando con él.

No hay ninguna razón -aparte de su interés personal en cobrar la comisión que obtiene- para hacerte comprar una casa por sobre otra que te pudiera gustar o para que aceptes un precio en una reserva que consideras que no es el que esperabas.

NO TE GENERA CONFIANZA

Un profesional inmobiliario es un experto, estudio, tiene un título que lo habilita y es el colegio inmobiliario quien lo puede sancionar frente a actitudes poco éticas. Es que quien lidera la operación y te brinda un asesoramiento adecuado sobre el paso a paso. Su motivación debe ser satisfacer tus requisitos y demandas.

Tenés que quedarte tranquilo que él va a representar bien tus intereses y va a ser objetivo en una eventual negociación, sin más intereses que defender los tuyos y que vos salgas victorioso.

Si por algún motivo ves que esto no se cumple –te oculta información, cede a descuentos muy grandes en el precio que pactaron, no te muestra documentos de reserva, etc-, deja de trabajar con él.

La confianza se construye y si él no se gana la tuya, por más que haya sacado fotos hermosas e invierta en la promoción, no te vas a sentir cómodo tratando de cerrar una operación con él.

Teniendo en cuenta los signos de precaución que te comento, ya podrías identificar un buen de un mal inmobiliario, ¿agregarías alguna aspecto más por el cual tendríamos que preocuparnos?, dejános un comentario.

¿Te puedo ayudar con la venta de tu propiedad u ofrecerte una segunda opinión sobre la que ya tenes en curso? Escribime a daniel@bryn.com.ar

Otros artículos

Dejar un comentario